Tatuaje y Micropigmentación: Regla de los tres guantes

Regla de los tres guantes

Desde La Escuela Del Tatuaje tenemos previsto publicar de forma regular contenidos útiles destinados al mundo del tatuaje, micropigmentación y piercing.

Guantes para tatuaje, micropigmentación y piercing

Comenzamos esta nueva serie de post que estarán destinados a abordar de una forma sencilla y práctica los conocimientos higiénicos y sanitarios indispensables a la hora de tatuar. Nuestro objetivo es enseñaros como realizar un tatuaje cumpliendo todas las medidas higiénico-sanitarias con el fin de ofrecer un servicio profesional y de calidad, que os hará distinguiros del resto de tatuadores. Muchos de vosotros ya conoceréis, o habréis oído hablar de la regla de los tres guantes, ¿Pero estáis seguros de que la realizáis de forma correcta sin saltaros ningún paso?, ¿Sabéis en qué consiste?. Bien pues si no tienes ni pajolera idea de lo que es esta regla y en lo que consiste, o sabes nada de nada, o crees que no la realizas de forma correcta hoy es tu día de suerte, os vamos a enseñar como ejecutar esta regla para evitar cualquier tipo de denuncia sanitaria y al mismo tiempo protegeros ante la infección de una enfermedad hemática como es el SIDA o la HEPATITIS.

La regla de los tres guantes consiste en un protocolo de uso de al menos tres guantes que son destinados a diferentes usos a lo largo del tedioso proceso del tatuaje o micropigmentación a un cliente. Esta regla como he comentado antes sirve principalmente para evitar cualquier tipo de infección y transmisión de enfermedades entre el cliente y el aplicador.

Una vez que el cliente ha entrado en la sala de trabajo, antes de sentarlo conviene explicarle de forma general esta regla mientras nos lavamos la manos, por la razón de que vamos a quedar como un auténtico profesional dando la sensación que nuestro centro cumple absolutamente con todas las medidas sanitarias habidas y por haber.

La regla de los tres guantes comienza después de habernos lavado las manos, poniéndonos la primera pareja de guantes. Esta primera pareja de guantes está destina únicamente a preparar al cliente en la zona de trabajo. La preparación consiste en lavar con agua y jabón la zona del cuerpo a tatuar, para posteriormente rasurarla con una

Clorhexidina: un buen anitiséptico para la piel

maquinilla. Una vez rasurada limpiamos de nuevo la zona, eliminando cualquier resto de pelo que pudiera haber quedado acumulado mediante el empleo de una gasa estéril. Una vez que nos hemos cerciorado  de que la zona no tiene pelos, aplicamos un buen desinfectante (¿pero qué es un buen  desinfectante os estaréis preguntando?, bien esto lo trataremos en otro post ya que da mucho que decir) como por ejemplo clorhexidina, o povidona yodada al 10%.

Para finalizar utilizaremos esta pareja de guantes para poner y quitar el calco del tatuaje o micropigmentación. Una vez acabado de situar el calco en nuestro cliente nos quitaremos la pareja de guantes delante del cliente y los tiraremos a la basura.

La segunda parte de este protocolo comienza con el segundo par de guantes, que estarán destinados a preparar, única y exclusivamente, la zona del trabajo del tatuaje o mcropigmentación. Una vez puesto esta pareja procederemos a limpiar someramente la camilla donde vamos a trabajar. Después de haber limpiado superficialmente la camilla procederemos a colocar el papel cubre-camas. Continuamos preparando la zona de trabajo, ahora nos centraremos en preparar la mesa de trabajo. Al igual que hicimos con la camilla lo primero que tendremos que hacer es limpiar la mesa de trabajo de cualquier resto que pudiera haber quedado adherido de la anterior sesión. Una vez limpiado la mesa procederemos a colocar el campo quirúrgico el cual recubrirá la mesa proporcionando así una barrera física que actuara como cortafuegos en la transmisión de enfermedades. A continuación, sin quitarnos los guantes, colocaremos los materiales que vamos a utilizar a lo largo de nuestra sesión de tatuaje. Comenzamos poniendo la fuente de alimentación sin olvidarnos de recubrir con film aquellas partes que vamos a tocar, es decir no hace falta que la recubramos entera sino que bastará con recubrir la zona del botón regulador. Proseguiremos situando encima de la mesa el resto de materiales como son los cups sin rellenar, las agujas y tubos sin abrir. Por último antes de quitarnos los guantes procederemos a enchufar el pedal  de la máquina.

Antes de continuar quiero recalcar dos cosas muy importantes que seguramente os estaréis preguntando ahora mismo. Primero, ¿qué pasa con la tinta del tatuaje o el pigmento de la micropigmentación?, bien hasta el momento no hemos mencionado nada al respecto sobre la tinta, la razón es que ¡¡aún no hace falta!! así que si ya estabas yendo a la vitrina a por ella, abstente de tocarla ya que eso se hace únicamente con la tercera pareja de guantes. El segundo punto que quiero recalcar, el cual es de vital importancia, es que el pedal ha de dejarse para el final de la segunda etapa, puesto que si lo has hecho al comienzo de esta etapa estás obligado a cambiarte otra vez de guantes conllevando así un gasto innecesario de una pareja de guantes más.

La tercera y última parte de este protocolo higiénico sanitario comienza con la tercera pareja de guantes, que son usados para rellenar los cups vacíos de la mesa con las tintas o pigmentos de las vitrinas. Una vez llenos los cups devolvemos las tintas a su vitrina correspondiente puesto que no se pueden tener encima de la mesa mientras tatuamos, ya que si nos hacen una inspección mientras estamos haciendo un tatuaje o una micropigmentación y observan dicha irregularidad la broma puede salirnos muy cara. Una vez devuelto las tintas o pigmentos a sus vitrinas ya podemos abrir el depresor, la aguja y el tubo de su envoltorio. Por último ya lo que nos queda es colocar la aguja y el tubo en nuestra máquina, poner vaselina en nuestro cliente y tener una sesión de tatuaje tranquila sin ningún tipo de altercados.

La Escuela Del Tatuaje
Mucho más que una escuela

Una idea en “Tatuaje y Micropigmentación: Regla de los tres guantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *